BUSCA Aquí Lo que Quieras Saber sobre Salud y Bienestar!

Infecciones de Orina en el Embarazo: Tratamiento

Las infecciones de orina en el embarazo son muy habituales y no hay que subestimarlas, ya que se pueden convertir en un problema muy serio de salud.

Toda la información sobre sus causas, sus síntomas y los tratamientos más eficientes.

Las infecciones urinarias son, tras las respiratorias, las enfermedades más usuales en la población de España.

Infecciones de Orina en el Embarazo

Infecciones de Orina en el Embarazo

Mas son todavía más usuales a lo largo del embarazo.

Se trata de un trastorno que afecta más a las mujeres que a los hombres.

Conforme estudios elaborados por especialistas en urología, ginecología y medicina general, una de cada 3 mujeres padecerá, por lo menos, una infección urinaria durante su vida.

Esta enfermedad tiene una incidencia mayor a lo largo del embarazo.

Se cree que, en este periodo, las mujeres tienen el doble de posibilidades de sufrir una infección de orina.

Dada esta circunstancia, es preciso prestar una atención singular a este género de nosología, sobre todo por los posibles inconvenientes que puede causar, no solo a la futura mamá, sino más bien asimismo al bebé.

Veamos, puesto que, exactamente en qué consiste este trastorno, cuáles son sus síntomas, como ciertas recomendaciones que te van a ayudar a prevenir su aparición.

Síntomas de las Infecciones de Orina en el Embarazo

Cuando la afección se genera en la vejiga (cistitis), los primordiales síntomas de la infección de orina son:

– Sensación de ardor al orinar.

– Micción dolorosa (disuria).

– Necesidad usual de orinar, si bien la vejiga esté vacía (polaquiuria).

– Dolor en la parte baja de la pelvis.

– orina turbia y pestilente.

Haz Click Aquí Para Ver:  Evitar la Dermatitis del Pañal: 4 Consejos

– Sangre o bien pus en la orina (hematuria).

Si la infección tiene sitio en los riñones (pielonefritis), los síntomas propios son:

– Escalofríos y fiebre.

– Dolor de espalda.

– Vómitos, fatiga y debilidad.

Frente a la presencia de alguno de estos síntomas, es esencial que asistas a la mayor brevedad a un especialista.

Él es quien debe diagnosticar el género de infección urinaria y determinar el tratamiento más recomendable en todos y cada caso.

Causas de las Infecciones de Orina en el Embarazo

– Si bien existen diferentes microorganismos causantes de las infecciones urinarias, como bacterias, hongos, parásitos y virus, se cree que, en el ochenta por ciento de los casos, tanto la cistitis como la pielonefritis están provocadas por la Escherichia Coli, una bacteria que se aloja, de forma frecuente, en el intestino.

– La infección de orina es la complicación infecciosa más usual a lo largo del embarazo.

Los cambios anatómicos y fisiológicos que padecen las vías urinarias a lo largo de la gestación semejan ser los factores primordiales que predisponen a este género de enfermedad.

– El peligro de padecer esta enfermedad aumenta gradualmente durante los 9 meses.

Sin embargo, la incidencia es considerablemente mayor en las gestantes de más edad, en las primerizas y en las mujeres que tienen embarazos consecutivos en intervalos cortísimos de tiempo.

Y, sobre todo, en aquellas pacientes que hayan sufrido previamente una infección de este género.

Tratamientos para las Infecciones de Orina en el Embarazo

El tratamiento conveniente para este género de nosología consiste en el empleo de antibióticos, generalmente a lo largo de un periodo de 7 días.

Haz Click Aquí Para Ver:  Conjuntivitis en Bebés: Causas y Tratamiento

En el caso de pacientes que padezcan infecciones recurrentes, posiblemente el especialista decida aplicar un tratamiento continuado, que puede llegar a alargarse aún hasta el instante de dar a luz.

Jamás empieces un tratamiento sin preguntar a un especialista, puesto que la automedicación podría crear resistencias bacterianas y complicar la infección, siendo, de este modo, considerablemente más bastante difícil de sanar.

Además del tratamiento farmacológico, es esencial que tengas presente ciertos consejos alimentarios, como acrecentar el consumo de líquidos o bien eludir las comidas picantes, y que adoptes una serie de medidas higiénicas, por poner un ejemplo, lavar y secar bien la zona genital tras cada micción.

Otros Consejos para Tratar la Infecciones de Orina en el Embarazo

– Toma 2 litros de agua​ diarios (unos ocho-nueve vasos).

– Orina con frecuencia; jamás retengas el pipí.

– Emplea lencería de algodón y evita las prendas sintéticas y demasiado ajustadas.

– Tras evacuar, límpiate siempre y en toda circunstancia de delante cara atrás.

De esta forma, los restos fecales no van a entrar en la uretra.

– No te sientes con un traje de baño mojado a lo largo de un buen tiempo.

– Toma un vaso de agua ya antes del acto sexual y orina al terminar.

– Asiste al médico frente a la aparición de los primeros síntomas.

Te Gustó? Ayúdanos a Llegar a Más Personas Compartiéndolo en Las Redes Sociales!




BUSCA Aquí Lo que Quieras Saber sobre Salud y Bienestar!




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *