BUSCA Aquí Lo que Quieras Saber sobre Salud y Bienestar!

Acoso Escolar ¿Cómo Detectarlo a Tiempo?

Como progenitores tenemos que saber manejar el acoso escolar, debemos asistir a nuestros hijos a tener una vida feliz y sin inconvenientes.

El Acoso Escolar puede volverse perjudicial para la víctima.

Actúa y ayuda a tu hijo a ponerle fin a esa desapacible situación.

Acoso Escolar

Acoso Escolar

Prevenir el Acoso Escolar

Prevenir, advertir y detener el acoso escolar lo antes posible es esencial para eludir el desarrollo de secuelas y eludir que la situación se haga crónica.

Desde ser diferente a el resto, hasta la manera de vestir de un pequeño, pueden ser causas a fin de que éste padezca de acoso escolar.

Esta clase de situaciones es muy habitual en los pequeños, mas son poquísimos los que se atreven a decir que son víctimas de esto.

En ocasiones pues no son siendo conscientes de que lo que sucede no está bien, sienten vergüenza o bien consideran que absolutamente nadie les va a creer.

Los progenitores desempeñan un papel esencial para advertir el Acoso.

Es preciso sostenerse alarma a los cambios de conducta del pequeño.

Hay que darle apoyo si padece algún género de Acoso.

Se debe eludir hacerlo sentir culpable.

Lo más conveniente es hacerlo sentir en un ambiente sano en el que pueda contar lo que le pasa sin temor a ser juzgado.

¿De qué manera detectar a tiempo el Acoso Escolar?

Para advertir el acoso has de estar alarma a los cambios en el comportamiento de tu hijo.

Las víctimas de acoso escolar se vuelven más irritables, violentos y acostumbran a tener múltiples pataletas al día.

Además de esto, pueden tener cambios sicosomáticos como cefaleas, estómago e inclusive un enorme temor en el momento de ir al instituto.

Si tu pequeño deja de ir a excursiones Escolares, no desea ir al instituto y tampoco a las fiestas de aniversario de otros pequeños, debes estimar dialogar con él para saber qué puede estar ocurriendo en su ambiente.

Otra cosa que acostumbra a ocurrir en el momento en que un pequeño es víctima de Acoso Escolar es que sus posesiones empiezan a llegar rotas del instituto, o bien se “extravían”.

Haz Click Aquí Para Ver:  Calmar el Llanto del Bebé: 6 Consejos

1. Tu hijo no deseará ir a la escuela

En el momento en que un pequeño es víctima de acoso escolar no desea estar cerca de sus hostigadores.

Por consiguiente, es muy normal que llore al instante de ir al instituto.

Aunque llegue a fingir malestares para quedarse en casa.

Si tu hijo oculta información sobre el instituto es una señal de alarma.

La tendencia natural del pequeño es la de esconder el Acoso.

Por miedo, pues está conminado o bien por el hecho de que piensa que es una situación pasajera.

De ahí que, es conveniente sostener una buena comunicación con tu pequeño y preguntarle continuamente por lo que pasa en la escuela, la relación con sus compañeros y los miedos que pueda tener.

2. Tu hijo se volverá inseguro

La falta de seguridad y falta de confianza son peculiaridades comunes en los pequeños que padecen de Acoso Escolar.

En el momento en que un compañero de clases los fastidia con cierta frecuencia por su forma de ser, vestir o bien charlar, los pequeños se sienten frágiles y les cuesta pensar que otras personas no le van a hacer lo mismo.

Como consecuencia, se vuelven personas retraídas y tratan de pasar inadvertidos.

Además de esto, les cuesta hacer cualquier género de contacto visual con otras personas.

3. Tu hijo se volverá violento en el hogar

El acoso escolar puede provocar que el pequeño tenga fuertes cambios de conducta.

Esto es debido a que si no es capaz de compartir lo que le sucede, va a callar sus sentimientos y acabará expresándolos de otro modo.

Ciertos pequeños, cuando son acosados, acostumbran a tener un comportamiento violento con sus progenitores.

Esto lo hacen para liberar la frustración que traen del instituto a raíz del hostigamiento que padece en clases.

Haz Click Aquí Para Ver:  Bebé Recién Nacido: 8 Cosas Prohibidas

4. Tu hijo va a llorar a ocultas

Los pequeños que son víctimas de Acoso Escolar no lo comentan con sus progenitores por miedo a que estos hablen dicha situación en el instituto y el hostigador desee tomar venganza.

Con lo que procuran plañir en silencio. De esa forma, absolutamente nadie les va a preguntar sobre las razones de su lloro.

Por tal razón es esencial sostener una comunicación abierta y transmitirle confianza a los pequeños.

De esta forma van a sentir que pueden compartir lo que pasa en clases sin precisar que haya consecuencias que pongan bajo riesgo su dignidad física.

5. Tu hijo va a llegar con moratones

Ciertos hostigadores recurren a los insultos.

Otros prefieren el castigo físico. Si tu hijo a menudo llega a casa con cardenales, debes preguntarle qué sucede.

Lo más probable es que busque responderte con una patraña como “me he caído” o bien que tuvo un accidente en la clase de deporte.

Si esto ocurre, la primera cosa que debes hacer es charlar con tu pequeño y preguntarle quién le hace eso.

Si no te da una contestación clara, dirígete a su profesora y habla la situación.

De esta manera, va a estar al tanto de quiénes son los pequeños conflictivos del curso.

Va a saber precisamente qué regañinas se pueden tomar contra el hostigador.

Consecuencias del Acoso Escolar

Un pequeño que es víctima de hostigamiento en el instituto puede padecer de muchas y profundas consecuencias:

  • Indican una bajísima autoestima.
  • Se vuelven personas absolutamente pasivas.
  • Presentan trastornos sensibles.
  • Padecen de ansiedad, depresión y agobio.
  • No tienen ánimos de proseguir con las actividades académicas y evitan, a toda costa, ir al instituto.

Mucho Resentimiento

Si tu hijo padece de acoso escolar lo más probable es que desarrolle sentimientos de resquemor y rencor, no solo cara su atacante, sino más bien, a su ambiente normalmente.

Haz Click Aquí Para Ver:  Rebeldía Infantil: Tips para Solucionarla

Esto puede generar que mismo se vuelva un hostigador y repita exactamente las mismas acciones que su hostigador tomó contra él.

En otras palabras, el resquemor va a crear más hostigadores, volviendo este comportamiento un círculo vicioso.

Baja autoestima

En el momento en que un pequeño es hostigado en el instituto, tiende a desarrollar baja autoestima por el hecho de que su hostigador continuamente lo insulta o bien lo hace sentir menospreciado por sus actitudes o bien peculiaridades.

La baja autoestima puede llevar al infante a caer en depresión, desarrollar agobio y ansiedad.

Van a tener complejidad para relacionarse con su ambiente.

Van a ver oponentes en todas y cada una de las partes, y restricciones para establecer vínculos de amistad o bien pareja en el futuro.

Enfermedades o bien muerte

El acoso escolar asimismo daña la salud física en el presente y futuro del pequeño que lo padece.

Los menores que padecen acoso pueden probar inflamación crónica sistémica que persiste hasta la edad adulta.

La depresión que estos pequeños llegan a sentir es tan fuerte que para eludir proseguir enfrentándose al Acoso consideran el suicidio como una alternativa y ciertos, llegan a ejecutarlo.

Conclusión

El acoso escolar es común en los pequeños y cualquier infante está expuesto a ser víctima de ello.

Lo esencial es poder advertirlo a tiempo para tomar las medidas precisas y eludir que los pequeños padezcan serias consecuencias en su salud sicológica y física mientras que medran.

Si tu hijo padece de acoso escolar, probablemente evitará ir a clase.

Va a estar más inquieto o bien retraído, presentará síntomas sicosomáticos como dolor estomacal, vómitos o bien insomnio; su material escolar desaparece habitualmente.

De las mejores formas de prevenir el acoso escolar es sosteniendo una buena comunicación con tu pequeño. Haz que el hogar sea su sitio seguro a fin de que pueda compartir sin temor lo que sucede en el instituto.

Te Gustó? Ayúdanos a Llegar a Más Personas Compartiéndolo en Las Redes Sociales!




BUSCA Aquí Lo que Quieras Saber sobre Salud y Bienestar!




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *